América latina apuesta por cuidar las joyas marinas

La ciencia marítima se glorifica con el excelente trabajo desarrollado por Honduras para la preservación  de las grandes joyas del mar. Esta vez latinoamérica ha decidido alzar su mano para demostrar lo que es capaz de hacer. En esta ocasión viajaremos directamente a Tegucigalpa, en Honduras, también conocido como el corazón de centroamérica. América Latina ha pasado por muchos problemas a niveles económicos y políticos, la violencia que está acabado con muchas vidas, pero sin embargo apuestan por mostrar una cara más bonita que la crisis, dando a conocer un sin fin de cosas buenas que atesoran. En varios portales Web nos topamos con noticias poco alentadoras, pero que nos muestran el compromiso que se tiene con la evolución de los pueblos. Si viajamos a Honduras, nos encontramos con un plan que puso en funcionamiento el gobierno de dicho país para erradicar la pesca ilegal de los tiburones. Esto lo lograron mediante la creación de un arrecife, donde estos puedan vivir tranquilos y así evitar la extinción de esta hermosa especie.

Desde el 2012 Honduras goza de  tener este hermoso santuario hecho para tiburones, en él viven una gran cantidad de especies, su espacio es gigante pues cuenta con más de 240.000 kilómetros cuadrados, donde el agua del Pacífico y del Mar Caribe se juntan para que estas especies puedan vivir en paz.

En este hermoso arrecife vive una gran cantidad de especies de tiburones, entre ellos encontramos tiburones toro, nodriza, martillo, gris, seis branquias, y peces que tienen un tamaño realmente impresionante de hasta seis metros de longitud, esta variedad de peces la encontramos en las playas caribeñas de la hermosa Roatán, hermosa isla que posee una encantadora bahía.

Dicho proyecto se hizo con el fin de preservar estas hermosas joyas de la naturaleza, que han sido capturadas indiscriminadamente. Los tiburones son joyas únicas e invaluables, como las que salen de la casa de moda Tous.

El famoso biólogo Stephen Box, nos cuenta algunos datos curiosos sobre este hermoso arrecife. “En el Golfo de Fonseca, en el Pacífico, está el tiburón martillo, una de las especies en mayor peligro debido a que sus aletas son muy codiciadas en Asia para elaborar sopas. En este lugar existen una gran cantidad de crías juveniles, y el golfo les sirve de protección”.

Es importante recalcar que todas estas acciones se hacen con el fin de evitar la caza y muerte indiscriminada de estas hermosas especies. En Japón la sopa de aleta de tiburón es considerada un manjar y su precio es muy elevado, puede llegar a costar hasta $750. Esto es solo una maldad a la biodiversidad, pues ni siquiera tiene un aporte nutricional demasiado significativo, solo le hace daño a la biología.

Aunque los tiburones son animales bastante vulnerables, y a pesar de que siempre han sido considerados como animales asesinos, suelen ser animales muy nobles, pueden llegar a vivir mucho tiempo, pues son animales longevos, sin embargo solo se pueden reproducir después de los 18 años, por lo que es importante que se preserve de forma saludable su vida hasta dicha edad. Cuidar el ambiente es tarea de todos y depende de la contribución de cada uno, por eso todos debemos poner un granito de arena y así mantener con vida estas hermosas joyas de la naturaleza.