El dominar el inglés puede convertirte en agente de cambio dentro de la ecología marina

El inglés es la lengua universal desde hace unas décadas, por lo que es de vital importancia presentar un universo de herramientas y métodos disponibles para asegurar un buen aprendizaje a nuestros hijos y garantizar que tenga un futuro beneficioso solo con tener un buen dominio del idioma. Empresas como Kids&us, se dedican a enseñar el idioma de forma progresiva y durante gran parte de la niñez y adolescencia de nuestros hijos, por lo que al llegar a su etapa adulta ya es algo cotidiano y de fácil dominio.

Muchas personas hoy prefieren carreras que beneficien o aporten algo al planeta tierra, llamándose agentes de cambio y gracias al dominio del inglés puedes participar desde cualquier parte del mundo. Uno de los temas que ha tomado mayor relevancia en los últimos años, es la conservación de los océanos y la contaminación de los mismos, por lo que la ecología marina es un tema relevante dentro de la conservación.

La ecología marina es la ciencia que estudia las relaciones de los seres vivos entre sí y cómo se relacionan con su entorno. Gracias a está ciencia se han dado a conocer las relaciones que se establecen entre individuos, plantas y animales en el mar. Su ámbito de aplicación se puede dirigir desde los estudios a microorganismos unicelulares, hasta la investigación de todos los efectos globales de la contaminación y las actividades humanas.

Los científicos abocados a la ecología marina son los que estudian e identifican el comportamientos de dichos organismos, observando sus relaciones en todos los hábitats marinos, concentrándose en el comportamiento animal y sus adaptaciones. Tienen la capacidad de observar determinada población de organismos marinos para descubrir cómo consiguen comida, como es su interacción con otras especies y cómo se adaptan a las condiciones ambientales que se presentan con más regularidad. Se puede practicar en el campo así como en los laboratorios. En muchos países se ha aplicado un Derecho Maritimo, adaptándose a los problemas que se presenten en la porción marítima que les corresponde.

Antes de que aparecieran buques con grandes cantidades de crudo en los mares y océanos, no era necesario regular el tránsito ya que no se consideraba una actividad que pudiera poner en peligro la vida del ecosistema marino. Pero debido a los accidentes marítimos ocurridos en los últimos años, se han suscitado grandes pérdidas ecológicas, por lo que se ha requerido un avance mayor en el Derecho Marino. Muchos son los veleros y yates, así como buques que transitan en el mar con distintas intenciones, entre ellas arrojar basura o vertidos de desechos al mar, los cuales ensucian y dañan los ecosistemas y ponen en peligro la riqueza marina.

Es por está razón que los gobiernos están tomando acciones donde se establece el conocimiento de los factores que afectan dicho ecosistema y así poder proteger el medio ambiente marino junto a los otros espacios que requieren de protección máxima.

Otra situación que genera gran impacto en el ecosistema es el turismo, la masificación urbanística en la costa, transporte marítimo internacional y la pesca desmedida. Ser un agente de cambio significa que puedes abogar por los derechos de la fauna y flora marina, con el fin de hacer menos daños generados con las actividades actuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *