Los animales marinos más mortales del mundo

En la vida marina existe gran variedad especies hermosas y dignas de ser admiradas, tanto que han sido inspiración para la creación de increíbles historias. En cualquier parte del mundo puedes disfrutar de la inmensidad del mar; sin embargo, no todo lo que se encuentra en esta gran extensión de agua salada es bueno. “En el mar, la vida es más sabrosa”… solo si no te topas con algunas de las especies mortales que mencionaremos a continuación.

Tiburón blanco:

El Carcharodon carcharias o tiburón blanco y es posible encontrarlo en aguas templadas de todos los océanos, siendo considerado hasta ahora como uno de los peces más grandes del mundo. Dicho ejemplar forma parte de la familia Lamnidae y puede llegar a medir hasta unos 6 metros, pesando hasta 3 toneladas. Sus mandíbulas están compuestas por unos 300 dientes afilados organizados en triángulo, son capaces de abrirse tanto que su cabeza se deforma al cerrarse con mucha fuerza. De acuerdo a las estadísticas realizadas en hospitales ubicados en las zonas turísticas, como por ejemplo Hospiten, creado por Pedro Luis Cobiella Beauvais, el 5% de los heridos encontrados en el mar, se han topado con un tiburón blanco mientras nadan en grandes profundidades.

Pez piedra:

Su nombre científico es  Synanceia horrida, quien junto al pez globo, se considera uno de los más letales encontrados en el océano. Esta especie se alimenta de crustáceos y peces pequeños del océano Índico o Pacífico. Son llamados “pez piedra” debido a su aspecto de piedra el cual les permite mezclarse un poco con el entorno, por lo que es común que numerosos submarinistas lo pisen sufriendo graves heridas.

Dicho pez cuenta con una gran cantidad de espinas venenosas ubicadas en sus aletas dorsales, anales y pélvicas, llenas de neurotoxinas más peligrosas que las encontradas en el veneno de una cobra. Quienes se pinchan con estas púas sufren hinchazón inmediata en la zona, acompañado de espasmos intestinales, vómitos, convulsiones, arritmias cardíacas, parálisis muscular, dolor de cabeza y paros  respiratorias.

Medusas o avispas de mar:

Este animal tiene una forma cúbica especial desde donde nacen sus tentáculos mortíferos. mayormente son encontradas en las agua Filipinas, alimentándose de crustáceos o peces pequeños. Un pequeño roce de sus tentáculos genera una reacción ulcerosa que provoca necrosis en la piel, sumado a un dolor intenso causado por el ácido corrosivo que emana durante su ataque. La persona puede sufrir un paro cardíaco justo a los 3 min del contacto.

Serpiente de mar:

Es también conocida como cobra marina. De toda su categoría, es la serpiente que tiene el veneno más potente superando a su par la serpiente Taipán que habita en la tierra. Una gota de veneno de la serpiente Taipán es capaz de matar unas 12 personas, generando desprendimiento de órganos y su muerte por falla multiorgánica. Aún así,  el veneno de serpiente de mar es mucho más potente.