Normas a seguir para ser un buen ecoturista

En la actualidad las prácticas como el ecoturismo, la ecología marina y el cicloturismo están en auge total, es por eso que es importante saber qué normas se deben cumplir para practicar dichos deportes de forma responsable. Viajar enriquece el cuerpo a nivel personal, corporal y psíquico, además que al visitar una región contribuyes al desarrollo económico del mismo. Así que si deseas practicar cualquiera de estos tipos de turismos, es momento de que tomes tu bolso, tu bloqueador solar, repelente de insectos y tu gorra de batman para viajar y conocer el mundo desde un punto de vista más verde.

Todas las formas de turismo responsable buscan el mismo resultado: cuidar el planeta mientras disfrutamos de las bellezas que tienen para nosotros.  En la industria turística este ha ganado una gran cantidad de de fanáticos, claro, esto no es suficiente aún para cubrir algunos ámbitos, sin embargo ha sido de gran ayuda para el crecimiento de muchos pueblos. Practicar este tipo de turismo no es una tarea fácil pues debes conocer de forma certera lo que se puede hacer y lo que es un no rotundo y definitivo. A continuación conocemos cuáles son las normas que se deben seguir.

Ecología Marina

En lo que a ecología marina se refiere, encontramos que si vas a visitar alguna playa protegida, debes cuidar que ningún desecho se quede en el lugar, evitar llevar botellas de plástico o vidrio, y el uso de bolsas. Si en el área donde estaras existe una reserva de algún tipo de tortuga o animal en peligro debes mantenerte lo más alejado posible y no interferir en el flujo natural.

Se debe viajar ligero y sin mucho equipaje, pues al no tener tanto peso podrás disfrutar mejor de tus vacaciones, además los residuos que dejarás serán muchos más limitados, y podrás gozar de todo lo que el camino tiene para mostrarte.

Investiga muy bien todo lo referente al lugar a donde vas a viajar, ya que es importante que sepas a ciencia cierta qué es lo que conocerás, los hábitos de los visitantes y cómo puedes contribuir para mejorar dicho lugar.

Siempre ubica personal turístico de la zona, pues de esta forma estimulas a los pobladores a trabajar y a explotar sus propios recursos.

Lleva siempre ropa cómoda, gorras, suéteres para la noche. Además también  lleva contigo un repelente para insectos y antialérgicos por si pasa alguna emergencia ya tienes tu botiquín a la mano.

Siempre busca un lugar que de verdad preserve la naturaleza, nunca te hospedes en lugares muy lujosos ya que por lo general no son amigables con el medio ambiente. Siempre debes hacerte las siguientes preguntas: ¿Tienen una política medioambiental? ¿Contribuyen a los esfuerzos locales de conservación y apoyan a las comunidades locales? ¿Han implementado medidas de ahorro de energía y agua?

Viaja en bus o tren, esto hará la experiencia mucho más enriquecedora que viajar en auto particular, además conocerás todo lo que hay a tu alrededor y desde una vista mucho más amplia.

Al comer, disfruta de las frutas y de las comidas de temporada, siempre evita hacer que los propios realicen  esfuerzos innecesarios. Jamás compres recuerdos hechos con especies que se encuentren en peligro de extinción, deja a un lado las tortugas, los corales, entre otros productos.